Lado B

En el Lado B del edificio se construyen pisos dedicados a la ciencia política y las encuestas; la radio y el periodismo; el fútbol y el básquetbol…pero sobre todo a los viajes (virtuales y reales!), la música (casi toda!), los libros (más de un piso!), la pintura (museos y más museos!), la gastronomía (cosmopolita!), los vinos (chilenos, uruguayos y otros!); la geografía, la arquitectura, la historia, la filosofía, la física, la astronomía y las matemáticas; y por supuesto…las series de TV y el cine (mucho cine, aunque siempre poco!).

A medida que el Lado A se deprecia, el lado B crece. El problema es que el día sólo tiene 24 horas…aunque si tuviera 48, tampoco me serían suficientes.

A %d blogueros les gusta esto: