Inicio > Comentario > No hay puerta que no se pueda abrir: la historia de Juan Pedro Gambetta

No hay puerta que no se pueda abrir: la historia de Juan Pedro Gambetta

En septiembre de 2016 recibí un mensaje directo (interno) por Twitter de un adolescente de Salto, diciéndome que era alumno en la UTU y que aspiraba a estudiar economía en la Universidad de Montevideo.

En ese mensaje me contaba que estaba dispuesto a viajar 500 km de Salto a Montevideo para presentarse, mostrar su gran interés por la economía y analizar cómo obtener una beca de estudio. Le dije que, por supuesto, lo recibía y conversábamos.

El martes de la semana siguiente, se tomó un ómnibus desde Salto, viajó toda la madrugada y a las 8 AM estaba en mi casa, tal como habíamos acordado.

En ese encuentro, además de mostrar gran pasión por la economía, me contó que se había cambiado del liceo a la UTU siguiendo a un profesor, que estaba haciendo un curso online del FMI y que su meta era estudiar en la Universidad de Montevideo por la buena formación que ofrecía.

Terminé esa conversación muy impresionado e inmediatamente le escribí a Alejandro Cid, decano de la Facultad de Ciencias Empresariales y Economía de la Universidad de Montevideo, aconsejándole que lo entrevistara y analizaran juntos las mejores opciones de postulación a becas.

Alejandro lo recibió enseguida y le mostró las alternativas disponibles. Él postuló y ganó una beca, incluso con bonificación especial por ser del interior. De esa forma ingresó a la Universidad de Montevideo, donde estos años ha tenido un rendimiento académico brillante.

Hace unas pocas semanas la Universidad de Yale abrió 15 cupos para el pre doctorado en economía, a los cuales se presentaron 300 estudiantes de todo el mundo, entre ellos aquel adolescente de Salto, ahora joven cercano a graduarse de economista.

Esta semana, Juan Pedro Gambetta, así se llama el arquitecto de esta (su) historia, de 21 años, fue aceptado al pre doctorado en Yale.

Lecciones sobran. Pero que no falten las felicitaciones a Juan Pedro por su perseverancia y a Juan Dubra, profesor de la Universidad de Montevideo, por impulsarlo. 👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: