Inicio > Columna Internacional > ¿Un mundo mejor?

¿Un mundo mejor?

diciembre 28, 2012 Deja un comentario Go to comments

Búsqueda (Uruguay) y Pulso (Chile)

El ciclo económico en América Latina está mayoritariamente determinado por las condiciones externas. Las tendencias favorables implícitas en ellas por más de una década, se consolidaron en 2012. Pese a la crisis europea y ciertos augurios pesimistas, el crecimiento mundial fue algo superior a 3%, el dólar se mantuvo globalmente débil, los precios de exportaciones históricamente altos y las condiciones financieras relevantes fueron aún más expansivas.¿Se mantendrá todo esto en 2013? ¿O veremos un cambio abrupto en este entorno externo favorable?

Mucho depende de China, que este año fue de menos a más. Los indicadores líderes anticipan que la reaceleración se consolidaría en los próximos trimestres, con el crecimiento afirmándose cerca de 9%. Esto representa, por sí solo, un aporte directo de casi 1,5 puntos porcentuales a la expansión mundial. A ello hay que sumarle la incidencia indirecta vía el impacto en otros países emergentes y en algunos desarrollados.

Este dinamismo se sustentaría en la maduración de algunas políticas expansivas adoptadas este año y ciertas reformas que traería el traspaso del poder desde Hu Jintao a Xi Jinping. La agenda incluiría la apertura de algunos monopolios estatales, una mayor flotación cambiaria, ciertas mejoras en la regulación bancaria y la liberalización de las tasas de interés.

Por su parte, Estados Unidos parece encaminado a superar la etapa de escepticismo -ese vaivén entre la recuperación y el riesgo de recaída- que ha registrado en el último trienio. Las fortalezas estructurales de su economía y el buen manejo de las políticas macroeconómicas han ido inclinando la balanza hacia el escenario optimista. Éste debería consolidarse en 2013.

La amenaza de doble recesión quedaría definitivamente atrás, gracias al buen desempeño de las exportaciones y al mayor dinamismo de la demanda interna. Lo primero se sustenta en la depreciación del dólar y el impulso chino, mientras lo segundo se apoya en las bajas tasas de interés.

Todo, en definitiva, ha ido impulsando el rebote gradual del consumo privado, la reactivación del sector inmobiliario y cierto refortalecimiento de la inversión de las empresas.

Es cierto que hay riesgos de desaceleración de materializarse el llamado “abismo fiscal” por falta de acuerdo entre republicanos y demócratas para suavizar los recortes automáticos de gastos o extender algunas rebajas tributarias.

Pero dichos riesgos parecen sobreestimados. Aún sin un buen arreglo, la evidencia reciente (e histórica) le atribuye poca importancia a la política fiscal en el ciclo. De hecho, durante el último trienio, Estados Unidos creció en promedio al 2%, con un aporte anual de 3 puntos porcentuales del sector privado y una incidencia fiscal negativa del orden de un punto.

Para la Eurozona las perspectivas siguen siendo complejas. Sin embargo, con la mayor expansión monetaria del Banco Central Europeo y las señales crecientes de las autoridades respecto a profundizar la unión, la probabilidad de un colapso inminente parece menor. Esto no significa el fin de la crisis.

Europa seguiría estancada en 2013, con crecientes asimetrías entre países y mayores vulnerabilidades financieras. Y sobre todo, dominada por la incertidumbre política y los riesgos provenientes de las elecciones en Alemania e Italia, las movilizaciones en España, la resistencia a los ajustes en Francia y la menor adhesión al proyecto tanto en los países mejor posicionados (Finlandia, Holanda) como en los problemáticos (Grecia, etc).

En síntesis, pese al estancamiento de Europa, el crecimiento mundial se reaceleraría desde 3,2% este año a cerca de su promedio histórico en 2013 (3,7%). A ello también contribuiría el desempeño marginalmente mejor de algunas economías emergentes por la reactivación china y las expectativas algo más favorables con Japón tras el triunfo del Partido Liberal Democrático en las elecciones recientes. El nuevo gobierno parece encaminado, por fin, a impulsar una política monetaria más expansiva y algunas reformas estructurales.

Que el mundo siga creciendo y en particular, que Estados Unidos lo haga por cuarto año consecutivo no implicaría tasas de interés más altas o un dólar más fuerte, factores que tradicionalmente golpean a América Latina.

Si bien el desempleo estadounidense mostraría nuevas caídas, el mercado laboral seguiría muy lejos de la plena ocupación. Esta capacidad ociosa, combinada con el anclaje de las expectativas, mantendría la inflación controlada, y por lo tanto, la fuerte expansión monetaria de la Reserva Federal, con tasas bajas y medidas no convencionales. Y ello, junto al peor desempeño relativo de Estados Unidos frente a China y otros países emergentes, mantendría depreciado el dólar a nivel mundial, sobre todo frente al yuan.

Por último, las perspectivas de (leve) reaceleración global y debilidad extendida de la moneda estadounidense llevan a descartar grandes caídas en los precios de las materias o el fin del ciclo mundial de inflación en dólares. Ambas tendencias pueden moderarse, pero no revertirse.

En definitiva, 2013 se perfila como otro año con un impulso externo positivo, incluso algo mayor al observado en el actual. Si bien el ciclo sigue madurando y estamos más cerca de un escenario de los “críticos” para América Latina -tasas altas, dólar fuerte y menores precios de exportaciones- no parece que ello vaya a ocurrir el año que viene.

  1. enero 21, 2013 en 07:26

    El déficit fiscal en EE.UU. y los balances fraudulentos de los bancos chinos harían menos optimista tu pronónostico dice un viejo ministro de economía amigo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: