Inicio > Columna Internacional > La invasión rusa a Ucrania: ¿fin del ciclo externo positivo?

La invasión rusa a Ucrania: ¿fin del ciclo externo positivo?

El País

Suele decirse que como economistas somos buenos historiadores. Que podemos explicar bien lo que pasó, pero que tenemos escasas capacidades de anticipar lo que viene. Si las tuviéramos, habría más economistas haciéndose ricos en los mercados financieros. Son relativamente pocos. Y como repite el Premio Nobel Eugene Fama, ninguno que le gane sistemáticamente “al mercado”.

Tras la invasión de Rusia a Ucrania, enfrentamos inevitablemente muchas preguntas bien concretas sobre su impacto en la economía mundial y nuestros países, para las cuales -como siempre- solo tenemos respuestas muy tentativas e inciertas. “Abriendo el paraguas” como decía el gran politólogo Luis Eduardo González, acá va un intento prospectivo y especulativo.

¿Es el fin del ciclo de crecimiento iniciado por la economía global en 2020?

Eso depende fundamentalmente de la escala de esta guerra. Probablemente Vladimir Putin no esperaba la gran resistencia mostrada por los ucranianos, ni la magnitud y amplitud de las sanciones de Occidente sobre Rusia. Todo esto es ambivalente respecto a la duración e impacto económico del evento. Los precios financieros descuentan efectos transitorios y acotados sobre la economía mundial, sin interrupción del ciclo positivo pospandemia, pero existe un riesgo mayor de escalada bélica con Putin y Rusia acorralados.

¿Vamos a una recesión global?

Parece poco probable. Si bien Rusia sufrirá una contracción aguda del PIB y parte de Europa se verá afectada, sobre todo con menor crecimiento y mayor inflación, los motores de la economía mundial -China y Estados Unidos- mantendrían su dinamismo. Así lo anticipan por ahora las bolsas occidentales y asiáticas, el diferencial largamente positivo entre las tasas largas y cortas en Estados Unidos, y los altísimos precios de los commodities. En el escenario central el crecimiento económico del mundo se mantendría sobre su promedio histórico en 2022 y 2023.

¿Qué implicancias y perspectivas asumir con “el salto” del petróleo sobre los US$ 110?

Es cierto que algunas de la recesiones mundiales estuvieron en el pasado precedidas de fuertes aumentos del petróleo, pero correlación no es causalidad y más recientemente ello no se dio, ni fue la verdadera causa de las contracciones. Ni la economía mundial entró en recesión por las super alzas de 1998-2006 o de 2009-2011, ni las crisis de 2008 (financiera) y 2020 (pandemia) se debieron al petróleo. Si bien hoy hay evidentemente un sobreprecio (“premio”) por la guerra, quizás ésta solo adelantó la convergencia a cotizaciones más coherentes con el rebote del resto de los commodities y la normalización de la movilidad post pandemia.

¿Se reduce el impulso externo?

Podría haber en el margen un desimpulso externo asociado a cierta desaceleración global, el alza de la energía (para aquellos importadores netos de petróleo) y la necesidad de mayores tasas de interés locales para países con expectativas desancladas, pero paralelamente los altos precios de commodities y los bajos rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos compensan dichos efectos negativos. Tampoco es evidente un escenario de fortaleza global del dólar que active salidas de capitales en los emergentes no Rusia. El dinamismo comercial con China y las condiciones financieras desde Estados Unidos podrían seguir muy favorables.

¿Mayor riesgo de desglobalización y “nueva guerra fría”?

Los riesgos en esa dirección han crecido. Es posible que las sanciones decretadas y los problemas de abastecimiento energético hacia Europa, entre otros desarrollos, promuevan algunos comportamientos autárquicos y proteccionistas. Pero a la larga sigue siendo difícil de revertir la megatendencia de la mayor globalización, sobre todo por la importancia para China y por la propia irreversibilidad asociada a la revolución tecnológica.

También una “nueva guerra fría” no es descartable por las amenazas de Rusia sobre Europa y el resto de Occidente. Pero, sería muy distinta a la anterior, al menos en materia económica, por el predominio del capitalismo.

¿Es más probable que vuelva Trump y su enfoque económico?

Puede ser. Putin lanzó sus acciones en medio de las debilidades de Occidente, el nuevo gobierno socialdemócrata en Alemania, las elecciones en Francia, los cuestionamientos a Boris Johnson en el Reino Unido y una fuerte baja en la aprobación de Biden. Con todo, la respuesta de estos aliados ha sido unitaria y contundente. Pero está por verse cuánto eso será valorado internamente, sobre todo en Estados Unidos. De hecho, en las elecciones de mitad de mandato este noviembre, los republicanos podría retomar el control del Senado, lo que sumado a estos últimos desarrollos y los problemas de los posibles candidatos demócratas (Biden o Harris), subirían las apuestas del retorno de Trump en 2025 y sus implicancias económicas (“guerra comercial”, mayor déficit fiscal, dólar fuerte).

¿Cómo seguirán siendo económicamente estos “locos años veinte”?

Sin escalada bélica, ni conflicto nuclear, lo que parece improbable, todo esto no cambiaría mucho el entorno externo favorable de los próximos dos o tres años, aunque podría reforzar la perspectiva negativa para la segunda mitad de la década. Desde acá a allá, la tasa de interés de la Fed habrá cruzado el umbral restrictivo y este ciclo habrá terminado quién sabe con qué tipo de crisis. De ahí que el presente sea doblemente desafiante, por la gestión de los problemas inmediatos y por la necesidad de prepararse para ese largo plazo.

En síntesis: es probable que haya consecuencias políticas de todo esto y nos encontremos ante el fin del orden de la posguerra (de la Segunda Guerra Mundial), pero es improbable que este conflicto cambie las perspectivas económicas globales que ya estaban delineadas.

  1. No hay comentarios aún.
  1. No trackbacks yet.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: